DEFINICIÓN DE UN PROCESO: ejemplo del huevo frito

Un proceso dependiendo del contexto tiene distintas definiciones. Por ejemplo un proceso informático se refiere a una unidad de actividad que se caracteriza por la ejecución de una secuencia de instrucciones, un estado actual, y un conjunto de recursos de sistemas asociados, o también se puede definir como la ejecución de diversas instrucciones por parte del microprocesador, de acuerdo a lo que indica un programa, donde el sistema operativo se encarga de gestionar los procesos.

Si nos referimos a un proceso empresarial lo definiríamos como cualquier actividad ordenada que debe llevar a cabo la empresa para poder satisfacer necesidades y requerimientos de sus clientes.

desktop informatica

Como observamos ambas definiciones son diferentes, pero lo cierto es que en todos los procesos por muy diversos que sean existe un punto de partida, al cual es sometido a una especie de transformación, para luego obtener un resultado especifico, teniendo en cuenta una serie de acciones que deben ser cumplidas para cumplir dicho fin.

A continuación os presento una analogía para entender mejor lo que es un proceso. Por ello vamos a explicar el proceso de cómo hacer un huevo frito y observaréis como la definición común que vimos antes, se puede aplicar a todo tipos de procesos por sencillos o más complejos que sean.

Como hacer un huevo frito:

  • Punto de partida: Coger una sartén pequeña pero honda, se le pone aceite dejando calentar hasta que empiece a humear. Cogemos un huevo daremos un ligero golpe al borde de un plato separamos los dos casquetes con los dedos pulgares y lo verteremos sobre la sartén.
  • Transformación:  Al echar el huevo inclinamos la sartén para que el aceite se decante hacia un lado, hacia donde echamos el huevo. Con la espumadera se va echando aceite sobre la yema, hasta que la clara y la yema alcancen la consistencia deseada.
  • Resultado específico: Enseguida retiramos el huevo del fuego y ya tenemos nuestro huevo frito para servir en un plato.
  • Fin: Comer el huevo frito. Que aproveche 🙂

 desktop informatica

Si ahora queremos esquematizar el proceso para hacerlo siempre de la misma manera y así obtener la misma calidad, tendríamos que sistematizarlo y medir hasta el más mínimo detalle:

  1. Materiales necesarios
    1. Huevo entre 50-60gr
    2. Aceite de oliva de 0,4 grados, 200 ml
    3. Sartén de 20cm
    4. Espumadera
    5. Vaso
  2. Verter los 200ml de aceite en la sartén
  3. Encender la cocina
  4. Calentar hasta 70 grados centígrados
  5. Romper el huevo en el vaso separando la cáscara en dos partes con los pulgares
  6. Revisión ocular y olfativa para detectar suciedades y posibles malos estados
  7. Inclinar la sartén con un ángulo de 30 grados
  8. Verter el huevo en el aceite
  9. Dejarlo freír echando aceite sobre la yema hasta que esté totalmente blanca
  10. Una vez la yema está blanca dejamos de echar aceite sobre ella
  11. Esperar que el borde tenga 5 mm de clara tostada.
  12. Retirar del aceite con una espumadera
  13. Apagar la cocina
  14. Disfrutar de nuestro huevo

Si homogeneizamos nuestros procesos y los medimos es más fácil detectar problemas y aplicar soluciones. Si cada vez hacemos las mismas tareas de manera diferente no las podremos mejorar.

Como hemos visto en este proceso comparte con otro tipo de procesos las mismas etapas: punto de partida, transformación, resultado especifico y lograr el fin deseado. Por ello esta analogía nos sirve para explicar de una forma más sencilla, en qué consisten algunos procesos más complejos.

desktop informática

Para estar más informados visite nuestra página web: http://www.idsk.es

  • Print
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Digg
  • Google Buzz
  • FriendFeed
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Ping.fm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *